domingo, 30 de septiembre de 2012

Margarette Schütte, la primera arquitecta austriaca

A principios del S. XX no era muy normal que una mujer estudiase una carrera, ya que se creía que la alfabetización no era necesaria para ser amas de casa y esposas solícitas.  Pero hubo mujeres que se rebelaron contra este rol y lucharon para ser más cultas y tener los mismos privilegios que los hombres.
Margarette Schütte – Lihostzky fue una de ellas.  Nació en Viena en 1897 y por influencia de Klimt que creía en sus posibilidades, a pesar de ser del género femenino, entró en la Universidad de Artes Aplicadas de Viena, como primera alumna femenina de Josef Hoffmann u Oskar Kokoschka, reconocidos arquitectos de la época.
Aunque raramente la citan, porque se pensaba que G. Schütte era un hombre, fue la diseñadora de la famosa cocina “Frankfurt”, precursora de la cocina moderna, que fue todo un éxito comercial ya que facilitaba considerablemente el trabajo en la casa



Cocina Frankfurt original
Reconstrucción mostrada 
en la MAK de Vienna.
foto: Christos Vittoratos 
Esta pionera austríaca de la arquitectura diseñó un modelo de barrio que realizó junto con Emst May en Frankfurt en 1926, donde pudieron edificar 10000 viviendas sociales, también trabajó en la construcción de jardines de infancia, casas de estudiantes, escuelas y edificios semejantes para la comunidad.

La cocina fue una de sus obras más importantes, ya que la diseñó para que el ama de casa tuviera más tiempo libre y pudiera dedicarse a tareas culturales.

  • Al ser activista comunista, sufrió cárcel durante cuatro años.

En el Museo de Artes Aplicadas de Viena, se expuso su obra en 1993. Murió en el año 2000, como reconocida arquitecta y creadora de la primera cocina moderna actual.
Cuando Margarette obtuvo el título, obviamente no era arquitecta, sino arquitecto, pero la masiva incorporación de la mujer a las distintas carreras y profesiones han modificado el vocabulario, adaptándolo al género femenino: abogadas, médicas etc..,
Podemos agradecer que nuestra cómoda cocina actual se deba a una mujer con visión de futuro que pensaba en unas necesidades vitales para aquellas personas que la utilizan.
******************

"Las vienesas que leen son peligrosas" de Isabella Lechner..., retrato de 17 grandes mujeres de la historia de Viena, donde se habla de  Margarete Schütte-Lihotzky,  la emperatriz Sisí, Bertha von Suttner, Alma Mahler-Werfel o Johanna Dohnal entre otras. Se ha presentado en la librería Wilhelm Frick de Viena en septiembre de 2012








1 comentario:

  1. Y las que escriben también, así que muchas mujeres han utilizado seudónimos masculinos para publicar sus obras.
    La lectura fomenta el conocimiento y una persona que sabe, es peligrosa.
    Las mujeres han estado siempre relegadas e ignoradas en las artes, en las ciencias y en la literatura, pero en el S.XXI se ha reconocido, por fin, su valía y actualmente ya no hay casi problemas es estos aspectos.

    ResponderEliminar