lunes, 30 de abril de 2012

NASCHMARKT, un mercado ideal


Cuando hablamos de un mercado normalmente nos referimos a una serie de puestos de venta de productos frescos, provenientes de huertas, mares y granjas. Pero en Viena se encuentra el famoso Naschmarkt que es algo más que un mercado.
Naschmarkt en 1900. Fte: Wikipedia
En el siglo XVI sólo se vendían botellas de leche, después se fue ampliando y a finales del siglo XVIII todos los productos que llegaban en carro tenían que venderse en el mercado y los provenientes del Danubio, en otros sitios de la ciudad. ¡Qué diferencia en el S. XXI!
Actualmente, en esta extensión de 1,5 kilómetros se concentran 172 puestos de productos, comercios y locales que atraen a los visitantes que deseen disfrutar unas horas con el colorido, exotismo y bullicio de este lugar, uno de los preferidos de los turistas.
En este mercado se pueden encontrar toda clase de exquisiteces de todo el mundo y en sus restaurantes se pueden degustar las mejores recetas exóticas que se puedan imaginar.
Abierto desde el alba a la puesta de sol es un sitio ideal para comprar, degustar, disfrutar...todo lo que se quiera.

domingo, 22 de abril de 2012

El aceite de semillas de calabaza


Está hecho de un tipo de calabaza especial que se cultiva en Austria, en Estiria, Hungría, Eslovenia y Rusia. Las calabazas pesan normalmente entre 8 y 10 kg.  ¡Para extraer un litro de aceite se necesitan las semillas de 35 calabazas! Tal vez a se deba a eso su alto precio.



Propiedades del aceite de calabaza

Este aceite tiene propiedades positivas para la salud. Se utiliza en la medicina para curar enfermedades como artritis y enfermedades del intestino. También mejora el sistema inmunológico. No solo baja la presión sino que además previene problemas cardiovasculares y enfermedades de los riñones y la vejiga. Asimismo, tiene un efecto positivo para la prostata.

En la cocina

Hay una organización que se llama “Steirische Oelspur” que publica una lista de restaurantes que cocinan con este aceite. También presentan diversas recetas que llevan aceite.

Recetas --->

miércoles, 18 de abril de 2012

Friedrig Hundertwasser, un artista ecológico




Uno de los más famosos artistas austríacos fue Hundertwasser. que en realidad se llamaba Friedrich Stowasser.
Nació en Viena el 15 de diciembre de 1928, murió en el 2000 y por su amor a la naturaleza, fue enterrado sin féretro. Según su voluntad, Ahora, encima de su sepultura hay un gran árbol, que según él, es donde vive, actualmente, en su regreso a la tierra. Era un vanguardista y sus ideas chocaban con el entorno de la época.
Como la arquitectura funcional le asfixiaba, ya que no tenía ornamentación y todo eran líneas rectas, se dedicó a modificar y crear belleza en antiguas estructuras. Las llenó de luz y color, haciéndolas revivir, mediante materiales que el mismo elaboraba, mezclando distintos elementos.
En su viaje a Nueva Zelanda, en 1975, se asombró al ver tejados de hierba, construidos por Iván Tarulevich.
Así emplea suelos ondulantes, árboles levemente inclinados que salen de las ventanas y una profusión de colores en fachadas.
Su arquitectura es muy original, y para muestra de su arte, en Viena, podemos ver la Casa de Colores, Hundertwasserhaus,así  como la Casa de Arte, Kunsthauswien, uno de los sitios más visitados de la ciudad imperial y desde luego, al entrar en la casa, sorprenden los suelos inclinados, las maquetas de todas sus obras y el original W.C. un excusado muy particular, entre fuentes y plantas.

...Teresa Mª.....

martes, 10 de abril de 2012

El Café Central de Viena. Un café con historia


Entrada . Foto @Café Central
 Uno de los cafés más emblemáticos de Viena es el famoso Café Central que antaño, reunía en su local a las mentes más preclaras del arte, la política y la literatura, como Freud, Trotsky, Klimt...
Stewan Zweig fue uno de los asiduos, aunque no tan conocido como otros, sin embargo, en su exilio, lo que más  recordaba eran las tertulias del café, las lecturas de los periódicos de medio mundo y las revistas literarias y artísticas que se ofrecían gratis a los clientes.
El café Central se inauguró en 1860, convirtiéndose en el lugar de encuentro de los intelectuales de la época.
Foto @Café Central


Está situado en la planta baja del palacio Ferstel, un edificio de estilo neorrenacentista, en el distrito 1.
El interior presenta el tono amarillento, simulando el color que podría tener el local debido a la emisión de humos de la gran cantidad de cigarrillos, puros y pipas que allí se consumían.
Sus lámparas, sofás y retratos son un reflejo de un tiempo en que era la sede casi habitual de muchas personas que encontraban en este ambiente, su tranquilidad diaria.
Foto:@ Café Central

El Café Central cerró sus puertas tras el fin de la segunda guerra mundial, y se abrió de nuevo en 1975, aunque no en su lugar anterior, sino en la antigua sede de un banco. Y finalmente, en 1986 se renovaron sus lujosos salones, siendo actualmente una cafetería con una larga tradición histórica y literaria.
Vale la pena visitarlo y tomarse al menos un café, cómodamente sentados, en la paz de este recinto.  
- más información en su web: http://www.palaisevents.at/cafecentral.html
...por Teresa Mª.....

  • ¿Sabías qué a pesar de su nombre, en los cafés de Viena se disfruta de la más exquisita comida austriaca a precios bastante asequibles? consulta los menús y compruébalo...



Vídeo con imágenes de la ciudad, y principalmente del Café Central, publicado por "calasazules"




Y un vídeo más, de 2011, aquí la guía turística Margerite Stikler habla, desde el Café Central, de la historia de sus cafés favoritos en Viena, con la música de fondo de la película "El tercer hombre" ambientada en esta ciudad... 
Comienza diciendo que el dramaturgo alemán Beltor Brecht consideraba Viena como "una pequeña ciudad construida entre cafés... donde sus ciudadanos se sentaban todo el día a leer el periódico... " algo de razón sí tenía......bonitas imágenes y bonita historia,... (en inglés)

martes, 3 de abril de 2012

El querido Agustín ~~ Der liebe Augustin


Darstellung außen am Griechenbeisel, Wien 1
 En Viena ocurrió  la última epidemia de peste  en 1679. En aquel tiempo  probablemente más de 10.000 personas murieron. Fueron enterrados en fosas comunes fuera de las murallas de la ciudad. En este tiempo de miseria y confusión general  vivía un hombre llamado Agustín. Él era un cantante  popular y gaitero, que  caminaba  de taberna a taberna  y regocijaba  a la gente. Es por eso que se llamaba el "querido Agustín."  Como muchas personas  en ese tiempo, creía que las bebidas  alcohólicas  podían  prevenir la infección por la peste.
 
Augustinbrunnen (1908) in Kellermanngasse,
Wien 7 (nahe bei St. Ulrich)
Una noche se quedó dormido borracho en la calle. Esa noche siervos con carretillas  recorrieron las calles y recogieron  los cadáveres de los muertos de peste. También encontraron al  durmiente Agustín, lo pusieron  con los muertos en la carretilla y los arrojaron  a una  fosa abierta. Las fosas fueron rellenadas con tierra pero no llegas del todo. Así  Agustín despertó por la mañana en medio de los muertos. Dado que  no podía salir de la fosa sin ayuda, gritó fuertemente y tocó  su gaita tanto tiempo  hasta que unos hombres vinieron y le ayudaron  a salir. Dicen que esa  fosa  de peste estaba cerca de la Iglesia de St. Ulrich en el distrito siete. 
Agustín se hizo famoso y sobrevivió todavía 7 años. Murió en 1685 a la edad de 42 años. Tal vez él mismo haya escrito la canción popular Oh du lieber Augustin, que todavía se conoce hoy en día:

O querido Agustín
Todo está perdido.
Ya no hay dinero, la chica ha desaparecido...
Todo está perdido
Incluso la rica Viena, tan perdida como Agustín...
Cada día era una fiesta,
¿y ahora qué? La peste, la peste!
Grandes exequias es lo que queda.
Agustín, Agustín
¡Túmbate en la tumba!
¡Todo está perdido!

Por Roland  Machatschke
*************************************************

domingo, 1 de abril de 2012

La Iglesia Votiva y el parque Sigmund Freud


Paseando por la Universitatstrasse, en el distrito 9. muy cerca del "Ring", se encuentra, majestuosa, la Iglesia Votiva, die Votivkirche, que según la leyenda, fue construida, por orden del emperador Francisco José I, como una promesa por un atentado fallido.
Cerca de la famosa iglesia, de estilo neogótico, visitada por la mayoría de los turistas, el parque de Sigmund Freud, un lugar muy idóneo para reposar y relajarse.


En primavera, los parques y jardines de Viena, se llenan de flores y aromas, por tanto, pasear por ellos es una delicia y en el de Sigmund Freud  se puede descansar durante todo el día en alguna de las 100 hamacas, de uso gratuito, a disposición de cualquier persona que quiera contemplar la hermosa iglesia cómodamente tumbada o simplemente, leer o dormir en este magnífico entorno, donde hay unas magníficas esculturas modernas al estilo de la Tabla Redonda que permiten comer los bocadillos, siempre que se respete la prístina limpieza que hay en toda la ciudad.