sábado, 22 de febrero de 2014

La literatura austriaca. Ava de Melk

AVA DE MELK. Primera  autora conocida de la literatura alemana.
Si hablamos de literatura austríaca, hemos de tener en cuenta que han existido escritos antiguos en latín y hebreo y se cree, también,  que el emperador Marco Aurelio vivió varios años en Viena, donde escribió la mayor parte de su obra "Meditaciones". 
Abadía de Melk. Fte: Wikipedia

Los mitos y leyendas de la cultura celta han dado lugar a los personajes de los cuentos de hadas y de las leyendas populares.
La llegada de las tribus bávaras, permitió que  su lengua  evolucionada se convirtiera en el alemán, por tanto, la mayor parte de la literatura austríaca está escrita en este idioma.
A lo largo de los siglos, hemos visto que las mujeres casi no aparecen en ninguno de los ámbitos de la sociedad, y que algunas, incluso, han tenido que firmar como personajes masculinos para disfrazar su condición femenina: Fernán Caballero, George Elliot...por tanto, resulta interesante que ya en el S. XI se hablase de una mujer, conocida como la primera autora de la literatura alemana.
Abadía de Göttweig, iglesia y monasterio
Ava de Melk se supone que nació alrededor del año 1060 y que murió el 7 de febrero de 1127.
Era una mujer casada que tuvo dos hijos y que al enviudar se retiró a un monasterio, cerca de Krems, quizás a la abadía de Melk.
Escribió poesía religiosa y en el poema Das Jüngste Gericht (El juicio final) Ava evoca a sus hijos que la apoyaron en su realización.
Dizze buoch dihtôte zweier chinde muoter.
diu sageten ir disen sin. michel mandunge was under in.
der muoter wâren diu chint liep, der eine von der werlt sciet.
nu bitte ich iuch gemeine, michel unde chleine,
swer dize buoch lese, daz er sîner sêle gnâden wunskende wese.
unde dem einen, der noch lebet unde der in den arbeiten strebet,
dem wunsket gnâden und der muoter, daz ist AVA.

Biblioteca de la Abadía de Göttweig
Ava adaptó relatos de la religión cristiana y de otros trabajos de Alcuino de York y de Beda el venerable.
A la muerte de su esposo se recluyó en la Abadía de Göttweig en la Baja Austria o en la de Melk, por la que es conocida.
Murió en una capilla que podría ser la de San Blas en Klein-Wien ya que cerca  se halla la "Torre de Ava", en recuerdo de la poetisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario