viernes, 20 de febrero de 2015

Soy el peor estudiante de español, por nuestro Hannes

En una de mis clases, los estudiantes comenzaron a quejarse de que eran los peores estudiantes de español así que los reté a escribir por qué creían ellos que eran tan malos. El resultado llegó en forma de redacción una semana más tarde.
De muestra, la opinión del estudiante Johann L. que a pesar de su humor negro, siempre fue muy trabajador y constante. Lo recordaré siempre como "el pillo", Lausbube en alemán.

Yo no soy el mejor en hablar español. Pero yo me pregunto por qué yo no tengo ninguna posibilidad de mejorar mi competencia en la lengua española. ¿Cuáles son las explicaciones de causalidad?

Una razón ciertamente es mi cerebro. A consecuencia de la vejez trabajan las circunvalaciones cerebrales más lentas y no retienen nuevos vocablos o la gramática en la cabeza. Otro motivo es un empeño incompleto y la falta del permanente repaso. ¡No hay atajo sin trabajo! Se tiene que echar todos los días un vistazo a los libros.

Yo sé en teoría como se aprende una nueva materia. Después de un día se me ha olvidado el 50% de la nueva materia, después de  tres días ya es el 75%. Por eso son la repetición o el repaso muy importantes. Pero a menudo muchas veces falta la motivación y yo empiezo  a repasar dos días antes del día del curso, lo mismo yo resuelvo las tareas muy tarde.


Así yo no estudio español con el  tiempo o la velocidad de un tren expreso sino al paso de una tortuga. Pero a Dios gracias nosotros tenemos una maestra con mucha paciencia y una gran capacidad de sufrimiento. Estefanía conduce el tren de pasajeros despacio pero seguro a la  meta o al destino de modo que nosotros hablaremos perfectamente en un futuro remoto.
Johann L.

Gato en impresora

1 comentario:

  1. Si éste es el peor, ¡cómo serán los mejores¡ ¡Qué barbaridad¡ ¡Qué buen vocabulario¡ Mucho mejor que el de algunos españoles. ¡Felicidades por ser tan buen alumno¡

    ResponderEliminar